Tipos de bisagras

Una bisagra es una dispositivo mecánico que está articulado por dos piezas que están fijadas a un eje el cual permite que ambas piezas giren, es utilizada en puertas, ventanas y muebles, aunque su uso no se limita solo a estas tres áreas pero son en las que más se utiliza. Aunque su función es básicamente la misma, existen diferentes tipos de bisagras.

En esta nueva entrega te daremos luz de los tipos de bisagras que más se utilizan, para que en el momento en la que quieras elegir una, puedas escoger con facilidad el perno que más se adapte a tus necesidades. Acompáñanos hasta el final de la lectura y entérate de sus diferentes tipos.

Bisagras en forma de libro

Este tipo de bisagra es el más utilizado por la mayoría de las personas en sus muebles, pues su uso e instalación es bastante sencillo, se trata de un pernio que se abre en forma de libro, de allí se le conoce comúnmente con este nombre.

Su instalación es tan sencilla que solo necesitas fijar cada pieza en su respectivo lugar del mueble, a través de dos tornillos por pieza, pues su fijación en la madera es bastante fácil, lo importante es que no tendrás que preocuparte por los resultados ya que otorga muy buenos resultados.

Son las bisagras más económicas que existen en el mercado y las hay de diferentes modelos como cincadas, rústicas, etc. También las hay de diferentes materiales como latón, acero, hierro y muchos más.

Bisagras de piano

Estas son parecidas a las de formas de libro, solo que son mucho más largas, por lo tanto se consideran un poco más seguras debido a que necesita más tornillos para ser fijada. Lo bueno de estos pernios es los puedes adaptar al tamaño del mueble, aunque para hacerlo, en muchos casos tendrás que cortarlas, esto podría ocasionar en un esfuerzo mayor o menor dependiendo del material con que esté hecha la bisagra.

Bisagras desmontables

Aportan una gran comodidad al trabajar con ellas porque permite desmontar la puerta sin necesidad de retirar los tornillos, una vez que hayas retirado la puerta puedes desmontar los tornillos con mucha facilidad para sustituir la bisagra y luego volver a montar la puerta al mueble.

La bisagra cuenta con un pasador que en el momento de ser accionado, su punto de unión es liberado permitiendo la separación de las dos piezas. Sin embargo, aun cuando ofrecen una comodidad espectacular, no es de las más utilizadas, de hecho es raro verlas en algún mueble.

Bisagras de pernio

Este tipo de bisagras es el más utilizado en las ventanas y puertas, sin embargo su instalación requiere de cierta habilidad, pues si no sabes cómo cuadrarlas podrías tardar horas en tratar de hacerlo sin conseguir un buen resultado, por eso recomendamos que sea instalada solo por un profesional.

Además, en muchos casos para instalar estos pernios es necesario utilizar una máquina fresadora, aunque cabe mencionar que no obligatorio contar con esta herramienta ya que se puede hacer la instalación a través de un formón, todo depende de cómo esté acostumbrado a trabajar el profesional.

Bisagras ocultas

Este tipo de bisagra es conocida también como bisagra invisible, son acopladas fácilmente en la madera, permitirá que dos tablas o tableros se abran y cierre como si fuera un libro, son muy utilizadas para implementos y muebles para la cocina.

Bisagras de doble acción

Estas no son tan comunes en el hogar pero si muy funcionales para los restaurantes, se trata de una bisagra que permite abrir para un lado, luego para el otro, es decir que permite un giro de 180 grados.

En los restaurantes son muy utilizadas estas bisagras porque permite que el camarero ingrese y salga de la cocina de una forma rápida y simple, además su instalación es sencilla. Si quieres instalar una de este tipo en tu hogar, asegúrate que en la puerta que la coloques cuente con el espacio suficiente para que pueda girar para ambos lados.

Bisagras de cazoleta

Estos tipos de bisagras son bastante utilizados en los muebles de cocina ya que permiten un funcionamiento práctico y lo mejor de todo es que quedan totalmente escondidas de la vista superficial, es decir que por fuera del mueble no se notan estas bisagras.

Cuenta con la ventaja de que tiene un buen ángulo de apertura, además se puede cerrar automáticamente en un determinado punto, permitiendo un cierre hermético. Sin embargo cuenta con una desventaja y es que no son nada fáciles de instalar pues cuentan con un complejidad única, en el momento de su instalación debes asegurarte de que quede perfectamente montada de lo contrario la puerta del mueble no se abrirá o cerrará.

Dentro de este tipo de bisagra existen tres tipos de rangos los cuales son:

  • Bisagra de cazoleta recta: se usan solo cuando la puerta del mueble abre hacia la parte exterior lateral del mismo.
  • Bisagra de cazoleta acodada: se utiliza cuando la puerta solo abre a un punto intermedio del mueble.
  • Bisagra de cazoleta súper acodada: estas se utilizan única y exclusivamente cuando la puerta abre hacia la parte interna del mueble.

Es importante que a la hora de reparar tus propios muebles, sepas cuál de ellas es la adecuad para que tu mueble funcione correctamente, cabe destacar que en el mercado encontrarás estas bisagras de diferentes modelos, materiales, tamaño y grosor, elige la que se adapte más a tus necesidades.

Bisagras para vidrios

Al igual que todas las bisagras, estas están compuestas por dos piezas sujetadas a un eje, sin embargo esta cuenta con la peculiaridad de que una de sus piezas tiene una forma de U, que es la parte que sirve para sujetar el vidrio, mientras que la otra pieza es la que se fija en la superficie del mueble.

Recomendamos que su instalación sea realizada por un profesional, no por lo complicada, porque es muy fácil de instalar, sino más bien por la aseguración del vidrio, pues esta debe quedar firmemente acoplada al vidrio para evitar futuros accidentes.

Bisagra de superficie

Su función es parecida a las bisagras del tipo cazoleta, solo que para instalarla no necesitarás de la máquina fresadora, ya que su instalación es mucho más sencilla, aunque cabe destacar que no supera en calidad las bisagras de cazoletas por eso las empresas prefieren hacer uso de las cazoletas y no de estas.

Sin embargo puedes optar por esta opción si así lo deseas, los bueno es que podrás hacer la instalación tu mismo, pues solo debes fijarla a ambas superficies con sus respectivos tornillos.

Estas son básicamente las bisagras más utilizadas en la industria del bricolaje, sin embargo no son todas las bisagras existentes de manera que si en alguna oportunidad necesitas de una bisagra peculiar lo mero será que las busques en tiendas especializadas, pero ten en cuenta que mientra más rara sea la bisagra más alto será su costo de adquisición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *